Zidane está lanzado. Sólo necesitó poco más de diez minutos para desarbolar al Sporting en el primer partido de la segunda vuelta, marcar tres goles de bella factura y asegurar la sexta victoria consecutiva en el estadio Santiago Bernabéu. Todos los tantos llevaron la firma de la BBC y el primero llegó en el 7’ tras una conexión que ya es letal a balón parado. Kroos sacó el córner y Bale, en el primer palo, llevó el balón a la red con la cabeza. Es el tercer partido consecutivo en el que esta jugada de estrategia da réditos a los madridistas.

El segundo gol llegó dos minutos más tarde. Bale recuperó la pelota en la medular, Carvajal se la entregó a Benzema y el francés asistió a Cristiano Ronaldo. La maniobra con la que se giró el portugués y se inventó un potentísimo disparo con la izquierda fue perfecta. El Madrid era un vendaval y el tercer gol hizo justicia al brillante juego que estaba haciendo. El centro fue de Bale y Benzema se sacó un espectacular remate de media chilena que levantó al público de sus asientos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top